Cómo definir la personalidad de tu marca y sus valores | Diferénciate de tu competencia (II)

Conocimiento | 1 Comentario

4.7
(3)

Miriam Alba

Miriam, su vida se debate entre las croquetas y las newsletters potentes

Ahora que ya tienes tu valor diferencial, ESO por lo que te compran a ti y no a otra persona, y sino te recomiendo mirar la anterior entrada. Seguimos diferenciandonos de nuestra competencia. ¡Qué es bien importante en un negocio!

Actualmente raro es el sector en el que no hay competencia, y es más, cuando comienzas con tu idea de negocio es una de las cosas que siempre te dicen para ver su viabilidad “¿Hay gente haciéndolo?” porque eso significa que hay una necesidad y por ende negocio.

Pero muchas veces también significa que hay 1.000 personas haciendo EXACTAMENTE LO MISMO que tú. Aunque a veces estés ciega o ciego y no lo veas. Así que más que nunca es NECESARIO diferenciarse de tu competencia. En todo. De ahí la importancia de esta serie de entradas.

Por qué yo | Diferénciate de tu competencia (I)

Si me dijeran, “Miriam, elige una cosa, una única cualidad que debe tener un negocio o marca personal para prosperar”, personalmente lo tendría claro: El valor diferencial.

En esta segunda entrada veremos cómo hacer que tu marca tenga una personalidad y unos valores únicos.

Para definir la personalidad de tu marca y tus valores tienes que tener en cuenta tres cosas:

Cliente en potencia

¿Qué busca? ¿Qué le preocupa? ¿Qué quiere y quizá no encuentra en otras marcas? ¿Qué le gusta?

Cómo eres tú

¿Cuáles son los principales rasgos positivos que tienes? ¿Qué define tu carácter? ¿Cómo te sientes más cómoda o cómodo? ¿Qué valores tienes que sean compatibles con tu marca? ¿Qué odiarías hacer?

Qué quieres transmitir

¿Qué deseas que perciban tus clientes? ¿Qué emociones quieres que se lleven de ti? ¿Qué quieres provocar?

Quizá piensas que tienes la personalidad de tu marca definida porque ya llevas tiempo en esto, pero, ¿De verdad es así? ¿Te has sentado a definirla? ¿Has pensado detenidamente en ello? Si no tienes los conceptos claros tu marca no tendrá una personalidad coherente.

Ten en cuenta que una marca no es un logo, no es una tipografía, no son unos colores, igual que tú no eres un cuerpo, o un pelo bonito, si, es lo primero que ve la gente, pero para ser amiga de esa persona, para conectar con ella, se necesita algo más. E igual que tu necesitas algo más, tu marca también. Solo conectarás con tus clientes con una personalidad y unos valores bien definidos.

DEFINAMOS LA PERSONALIDAD DE TU MARCA

Teniendo en cuenta a tu cliente en potencia, cómo eres tú, y lo que quieres transmitir vamos a ver los 12 arquetipos de la personalidad.

El psiquiatra Carl Gustav definió 12 arquetipos para intentar analizar mejor el comportamiento de cada persona, y ver patrones. Y se supone que todos en nuestra vida solemos pasar por varios arquetipos. Si señores, la personalidad de vuestra marca debe ser igual de compleja que la vuestra, pero no tiene porque ser la vuestra, claro. Eso sería un error.

Los 12 arquetipos se pueden clasificar en:

Las marcas que buscan estabilidad

Como la jefa, la cuidadora, o la creadora.

Las marcas que buscan el riesgo y persiguen lo mejor de lo mejor

Como la maga, la rebelde, o la heroína.

Las marcas que buscan la independencia o la realización

Como la sabia, la exploradora o la inocente.

Las marcas carpe diem como me gusta llamarlas a mí

Como la bufona, o la ciudadana.

Tengo muchos compis del marketing que aman estos 12 arquetipos, aunque a mi me generan sentimientos encontrados, por supuesto si os los comento es porque pienso que podéis sacar mucho jugo de ellos. Pero por otro lado, no quiero que os limiteis a ellos. Nos deben servir para inspirarnos, para ver nuestra marca desde otra visión, y para ayudarnos a formar la personalidad o identidad de la marca que deseamos. De nuestro negocio. Pero NUNCA para limitarnos, y para pensar que si somos un tipo de marca no podemos ser otro. La cuestión es tener una personalidad de marca coherente y definida, pero igual que tú seguramente no te sentirás identificado con un arquetipo solo, tu marca posiblemente tampoco. Tenlo en cuenta.

Echad un vistazo a este articulo para entender mejor los arquetipos:

Hay también articulos que explican cómo es cada marca y ejemplos, pero siento que este da más a la imaginación y ayuda más.

Como he comentado con base a estos arquetipos podemos definir mejor la personalidad de nuestra marca, pero siempre teniendo en cuenta a tus clientes, a ti y lo que quieres transmitir, obviamente.. Ahora vamos a los valores, ¿Os parece?

DEFINAMOS LOS VALORES DE TU MARCA

Me gusta centrar tu marca en ti, para que la veas como tu retoño, ese retoño que acaba de nacer y que merece todo tu mimo. Pero que obviamente es diferente a ti, para que así ambos tengáis una identidad propia. Donde más se tiene que ver tu yo es aquí. Porque si tu marca no va alineada con tus valores no te vas a sentir a gusto.

Si tú eres vegano o vegetariano, o eres ecológico, o tienes la honestidad por bandera, o cualquier otro valor que quieras potenciar, debes adaptarlo a tu marca.

Pero siempre teniendo claro esto:

Piensa en tus clientes

Tus clientes en potencia se deben sentir cómodos con esos valores y deben estar también alineados con ellos. Un ejemplo es ser una marca anti redes sociales y enfocarte en un público adolescente. Pues, imposible no es pero te va a costar encontrar clientela y te condicionas bastante. Este valor o este concepto no está muy alineado con tu público objetivo.

Los extremos nunca son buenos

Tu negocio es tu bebé, un ser delicado, y suave, al que deben adorar muchos. Si eres una marca ecológica es un error insultar a quien no lo sea, o hablar mal de ellos. Básicamente porque mucha gente que te siga aún no será ecologica pero querrá serlo, y otra razón para no hacerlo es porque tu marca quiere vender, ¿Eso potencia la venta? Lo dudo. 

Siempre piensa en el motivo por el cual haces las cosas. Quizá tú en tu cuenta personal de redes sociales te pongas a insultar a la gente, vale, haz lo que quieras. Pero en tu cuenta empresarial eso no te ayuda a tu objetivo, no va con tu marca, y tu marca se sentiría incómoda con esos comentarios. Si, ahora tu marca es una persona y si haces eso te perseguirá en tus pesadillas diciendo que no has vendido na de na este mes.

Mi norma, y la norma por excelencia de casi cualquier marca: NADA de hablar de política, religión o cualquier otro tema controvertido.

A no ser que pueda aportar más que quitar. Y esto es muy difícil de conseguir. Por ejemplo, tú eres de x partido político, pero, ¿No quieres tener ningún cliente que no sea de ese partido político? ¿Crees que esa persona no está alineada con tu marca y prefieres que no sea tu cliente? Si es así, adelante.

Pero normalmente esto no es así, pueden haber bellísimas personas y clientes en todos los partidos políticos, y de todas las ideologías. Aunque te cueste creerlo a veces, la política, y cualquier tema controvertido que pueda originar malestar no es bueno tocarlo. Por dos puntos simples:

  • Pierdes clientes. Y perder clientes nunca es bueno para tu marca.
  • Te asocian con malestar. Con incomodidad. Personalmente me genera malestar ver a alguien insultar o decir cosas malas de alguien o algo. Y, siento decirte que hay mucha gente como yo. Da igual que esté de acuerdo con esa afirmación, me sigue generando incomodidad. Y eso no es bueno.

Y no me pongáis caritas con este tema. Porque no os podéis olvidar que vosotros no sois vuestra marca. No es ser falsos no hablar sobre algún asunto, es no ser vosotros, y eso es lo que tenéis que hacer. Sorry not sorry.

En definitiva y como conclusión, unid lo que quieren vuestros clientes, lo que queréis transmitir vosotros con vuestra mejor versión y tendréis una marca auténtica, diferenciada, y que nada tiene que envidiar a ninguna otra.

Y nada de esto tiene sentido si no va con una estética acorde, pero eso lo veremos la semana que viene, ¿Cómo diferenciarnos de nuestra competencia con la estética? ¿Misión imposible cuando se tienen los mismos colores? Ya veréis como no.

Espero que este post os haya ayudado y contadme vuestras dudas a continuación, y también algo, ¿A veces habéis publicado algo negativo en vuestras redes sociales corporativas y después os habéis arrepentido? ¡Sed sinceros!

¿Qué te parece este post?

Tu opinión es muy importante para nosotros. Cuenta la leyenda que si le das cinco estrellitas viene un señor y te da los billetes de avión a Hawái, eso si, dinero ya no. Pero por algo se empieza.

¿Lo comprobamos?

Parece que te ha gustado este post...

¿Quieres compartirlo?

Los comentarios:

>