Cómo elegir los colores y la tipografía ideal para tu marca | Diferénciate de tu competencia (III)

Conocimiento | 0 Comentarios

5
(5)

Miriam Alba

Miriam, amante del amarillo y las tipogragías con serifa.

Seguimos con nuestra serie de posts enfocados a diferenciarte de tu competencia. Y hoy toca branding. Quiero dividir el post en dos, en el primero hablaremos sobre la importancia de elegir los colores, tipografía, y logos acorde con lo que quieres transmitir. Y os daré algunos consejos. En el segundo hablaremos sobre cómo diferenciarnos de nuestra competencia cuando tenemos colores, tipografías, o logos similares.

Así que si ya tienes tu branding hecho y no quieres tocarlo por nada de este mundo AÚN ASÍ lee la primera parte, de verdad. El conocimiento nunca está de más, ¿No crees?

LA IMPORTANCIA DE DEFINIR UN BRANDING PARA TU MARCA

Igual que tú quieres estar guapo o guapa, tu marca también. Intentas comer sano, o te castigas cuando no lo haces, vas a la peluquería, te compras ropa bonita, y te cuidas en general. Tanto interiormente como exteriormente.

¿Por qué no lo haces con tu marca entonces? Tu marca también necesita esos mimos, y ese tiempo para ella. Y quiero decirte algo, tu marca NO PUEDE BASARSE en tus gustos y preferencias, porque ella es independiente a ti, o al menos debe serlo.

Tú tienes tus gustos, y no debes complacer NUNCA a nadie con ellos, en cambio tu marca si que tiene que complacer a sus clientes en potencia. ¿Ves la diferencia así?

Tu marca en estado natural (vía GIPHY)

Si no cuidas tu marca acabará pareciéndose a un guiri bailongo en Benidorm

Hablemos un poco de cada elemento de tu marca:

PALETA DE COLORES. LOS COLORES DEL ALMA DE TU MARCA

Para elegirlos te recomiendo que uses Pinterest. pero también que estudies sobre ello o te asesore un profesional. Crea un tablero en Pinterest y añade todas las imágenes que te transmitan lo que quieres que transmita tu marca.

Después estudia qué transmite cada color, y qué colores serían los ideales para ti.

Por aquí os voy a dejar las sensaciones positivas que pueden conllevar los colores que elijais, pero siempre tened en cuenta que puede variar mucho según el tono, y la combinación, pero al menos espero que os sirva de base:

Amarillo

El color de la alegría y felicidad. Transmite creatividad, originalidad, y confianza. Un color ideal si queremos una marca potente y sin miedos.

Verde

El color ecológico y natural por excelencia. Transmite crecimiento, generosidad, calma y amabilidad.

Azul

Uno de los colores favoritos de muchas personas, y es por ello uno de los más usados. Transmite lealtad, confianza, responsabilidad, autoridad… y calma.

Depende mucho como todo de las tonalidades. Por ejemplo un azul oscuro transmite más autoridad o responsabilidad que uno clarito. En cambio quizá ese clarito nos da más calma. Tenedlo en cuenta a la hora de elegir la paleta.

Morado

Mágico. Es uno de los colores más mágicos. Transmite fantasía, misterio, te invita a soñar con un futuro. Es uno de mis colores favoritos para marcas que se salen de la norma. Estimula bastante la imaginación, y también está asociado con la exclusividad.

Rosa

 El femenino por excelencia. Aunque nos estemos quitando todos estos prejuicios, sigue siéndolo. Pero yo os lo recomiendo para marcas masculinas transgresoras, u originales. Quedará fetén.

Para marcas exclusivamente femeninas creo que debes cuidar mucho la tonalidad para no parecerte a otras, pero aún sigue siendo una apuesta segura ideal para marcas en zonas rurales. No sería el color que eligiera por ejemplo para una marca femenina en Madrid capital, pero si para una que está en un pueblecito y ese quiere que sea su público objetivo.

Todo es cuestión de ver también el contexto. Muy importante. El rosa transmite inocencia, calma, amabilidad, sensibilidad, y es un color muy soñador.

Rojo

El color de la pasión. Se asocia con la energía, la acción, es un color muuuy estimulante. Ideal para marcas poderosas, con personas enérgicas y extrovertidas detrás.

Para marcas que vienen pisando fuerte. No recomiendo usarlo en exceso porque puede ser perjudicial.

Naranja

El diferente. Quizá esta palabra creas que no va con él, pero el naranja no es muy usado, porque se tiende a pensar quizá cosas más negativas que positivas de él, o al menos esa son las creencias.

Personalmente cuando lo uso tiro más por el tono melocotón, porque es más inocente y sincero. Pero el naranja tenéis que saber que se asocia con el optimismo, con lo independiente, las aventuras, y es bastante informal. Para marcas jóvenes low cost puede ser una apuesta idónea.

Negro

El color elefante por méritos propios. Me encanta este color, muchas veces nos da miedo añadirlo a nuestro branding por si transmite algo negativo, al ser tan oscuro nos da cosita.

Pero, hay marcas preciosas con un uso bastante importante del negro, nosotros mismos creamos el branding de Naara Make Up Studio. Visitad su web. No puede ser más elegante y creativa. La cuestión está en saber usarlo. Pero si tienes una marca exclusiva, de verdad, no tengas miedo a usar el negro. Es un color sofisticado, elegante, serio, fuerte.

Blanco

El color limpio por naturaleza. Puro, claro, simple, inocente… Se podrían decir tantas cosas del blanco, pero a mi lo que más me transmite es paz, conexión, e incluso positividad.

En casi todos los brandings está, o su amigo el beige, o tono crema. Pero un tono tirando a neutro es inevitable en el 90% de los brandings, por no decir el 100%.

Piensa en la personalidad de tu marca, y en lo que quieres transmitir con ella. ¿Ahora mismo tienes los colores correctos? Si no es así dale una vuelta, y si te lias pide ayuda a un profesional. PD: No es spam, pero nosotros asesoramos jajajajajaj. Aunque sea cual sea el profesional confía en él y escuchale, porque él te ayudará.

LA TIPOGRAFÍA DE TU NEGOCIO

Igual que con la paleta de colores debes pensar en lo que quieres que transmita tu marca, y no en tus gustos. Aquí nos dejamos llevar mucho por las modas, y yo a veces personalmente ya desisto un poco con mi clientes jajajaja. Handwriting, está de moda, es así. Si un cliente quiere esto y no le beneficia se lo digo, pero no le corto las alas, intento buscar una handwriting que tenga mucha personalidad, que sea legible y transmita más o menos lo que queremos. Pero, como amiga, persona que escribe esto, no os dejéis guiar por las modas. Porque las modas son pasajeras y vuestra marca no puede ser nunca pasajera.

Vamos a hablar de las cuatro familias tipográficas por excelencia:

Las tipografías roman

Son tipografías con serifa o remates. Los trazos de las letras acaban en un ornamento. Tenéis un ejemplo en la imagen anterior. Entendido esto tenéis que tener claro que son las tipografías profesionales por excelencia.

Transmiten seriedad, confianza, elegancia y profesionalidad. Pueden ser de muchos tipos, no os imaginéis la típica fea tipo Times New Roman. Hay algunas modernas que son preciosas.

Tipografías de palo seco

Son tipografías sin serifa.

Básicamente la antitesis de la roman, un ejemplo claro lo tenéis en este párrafo o todos los demás de este texto.

Nosotros usamos la raleway, a la que amamos por su simpleza y minimalismo. Estas tipografías suelen inspirar más cercanía, menos formalidad, y reflejan más la humanidad y calidez.

Tipografías de escritura o script

Son las handwriting. Al parecer tipografías escritas a mano son las más cercanas y cálidas. Porque parece que alguien las haya escrito. Eso sí, según la variante pueden ser muy formales. Aquí creo que lo que transmiten varía mucho de la tipografía.

Por ejemplo, ahora están de moda las tipografías “Handwriting signature” que son tipografías que simulan una firma a mano. Tienen trazos bastante amplios y muchas marcas personales las usan. Esas transmiten mucha cercanía.

Mi recomendación es que si elegis una de esas tengáis en cuenta la legibilidad, que se lea perfectamente.

Las tipografías de fantasía

Son las más diferentes digamos. Las únicas.

Muy odiadas por algunos diseñadores, pero para mi si las odian es que son tal vez algo básicos, hay que salirse de la zona de confort.

Estas no os puedo decir que transmiten porque depende muchísimo de la tipografía. Pero si que os puedo decir algo común a todas ellas, son únicas, exclusivas, y transmiten mucha creatividad.

Se usan poco por miedo, pero para mi son las grandes olvidadas.

Lo normal es elegir dos tipografías, y es lo que solemos recomendar, la principal que se usara en los títulos, y la secundaria en los párrafos. La secundaría nosotros normalmente ponemos una simple, porque el protagonismo debe estar en la principal.

TU LOGO PERFECTO

Aquí hay tantas posibilidades que no sé por donde empezar, sería muy difícil hablar de todo ello, así que lo que voy a daros es recomendaciones de cómo hacer o no hacer vuestro logo.

No lo hagáis en aplicaciones dedicadas a este fin. Normalmente la exportación es en muy baja calidad y nunca tendrás el original con el que trabajar para grandes impresiones.

No uséis webs para hacer logos. Son muy básicas y tendréis un logo igual que el 80% de las personas que usen esa web. También tendréis el problema de no tener el original.

En cambio si que puedes usar Photoshop o Illustrator para realizar bocetos, hay muchos tutoriales en internet y sabréis manejaros. Si aún así os parece muy difícil tirad por solo poner vuestro naming escrito con poco más. Para comenzar es mejor esto que nada, o que un logo hecho por una aplicación o web.

No uséis tipografías de pago para fines comerciales. Hay tipografías de pago que son de uso libre para uso personal, pero debes pagar para uso comercial. Porfi, si es así, pagad por ella. A todos nos gusta que nos paguen por nuestro trabajo.

Usad tipografías de dafont, o de creative market. En el primero te dicen si es de pago o libre, y si es de pago siempre te ponen la web. Y en el segundo tienes tipografías desde 2€.

Usad elementos que sepáis que transmiten lo que queréis, por ejemplo un marco da más profesionalidad, un brochazo aporta creatividad, remarcar una parte le da importancia a eso… etc.

¿CÓMO ME DIFERENCIO SI TENGO ELEMENTOS SIMILARES A MARCAS DEL SECTOR?

Aquí no nos pongamos a buscar culpables, eso es lo primero, porque tu diseñadora o diseñador habrá investigado marcas del sector y competencia, pero es imposible que haya visto todas. Y por otro lado, quizá tú misma o mismo has elegido ciertos elementos y después te das cuenta que hay otra marca que tiene elementos similares.

No soy de apuntar con un dedo y decir “se ha copiado”. Señores, todo está inventado, no seamos tan tóxicos, y a no ser que la copia sea abusiva o flagrante simplemente busquemos soluciones y no problemas.

Os voy a dar cuatro consejos para diferenciaros a pesar de ello.

Realizar un uso diferente de esos elementos

Por ejemplo variar las proporciones de los colores. Si hay marcas en nuestra competencia que usan mucho los rosas, y tú también tienes rosa en tu branding.

No te desesperes, simplemente varía el uso de dichos rosas. Ellos lo usan mucho, vale, tú usalos poco. Ellos lo usan poco, pues tú mucho. Siempre y cuando entre en tu branding y transmita lo que queramos. Pero es una opción bastante válida y que nos ayuda a diferenciarnos.

Hacerlo tremendamente bien

Tengo muchos clientes que hacen su branding y después en los stories de instagram, o en publicaciones de facebook, o dossieres, pasan de ese branding.

Seguro que a tu competencia también le sucede. Tú ve más allá y se una máquina con esto. Ni un storie sin tus colores, ni una publicación, ni media. Que se note que esos colores SON TUYOS. Así harás que cuando vean esos colores piensen en ti y no en tu competencia. Esta opción debes realizar si o si.

Cuida el tono en el que te comunicas

No es lo mismo que dos marcas usen los mismos colores, e incluso la misma tipografía y una diga “Pasad un buen día cielitos lindos” y otra día “Buenos días chicas”. Creo que esta claro, ¿no?.

La comunicación también debe ser diferenciadora. Y es una forma clave para que sepan que eres tú y no otra persona. Así dirán “nono, esto es de x marca”.

Crear elementos diferenciadores

Vale, la tipografía y los colores son parecidos, o venga, va, digamos que son iguales a los de tu competencia pero, ¿Y si creas algo diferenciador que solo tengas tú? Elementos como un estampado o pattern, iconos diferenciadores, o algún elemento que sea solo tuyo. Para esto puedes tirar de webs como freepik, o de un diseñador o ilustrador.

Os recomiendo los dos últimos, porque si ya existe el handicap de tener un branding parecido lo mejor es diferenciarse totalmente, queremos algo exclusivo. Un ilustrador o un diseñador no os cobrará en exceso por hacer dibujos para vosotros, y solo para vosotros. Aunque depende de su experiencia, y formación, no penséis en “es que no quiero gastar mucho”, o “me parece un gasto superfluo”.

Os digo algo, la estética de vuestra marca NUNCA será un gasto innecesario, porque así es como la van a percibir vuestros clientes. Si está mimada la percibirán de una forma, si está dejada, de otra. Tenedlo en cuenta.

¿Qué pensáis de todo esto? Yo llevo por bandera algo, para prosperar necesito invertir, en mi, y en mi negocio, porque sino seguiré como estoy. Invertir dinero y tiempo. Pero como bien dice la palabra, es invertir, no gastar. Tenedlo en cuenta.

Contadme qué pensáis de vuestro branding ahora que habéis leído todo esto.

Un abrazo bien fuerte.

¿Qué te parece este post?

Tu opinión es muy importante para nosotros. Cuenta la leyenda que si le das cinco estrellitas viene un señor y te da los billetes de avión a Hawái, eso si, dinero ya no. Pero por algo se empieza.

¿Lo comprobamos?

Parece que te ha gustado este post...

¿Quieres compartirlo?

Los comentarios:

>