Valores conscientes y sostenibles, cómo vender con ellos

Conocimiento | 1 Comentario

5
(7)

Miriam Alba

Turolense apasionada del marketing digital.

Entre las croquetas y escribir elijo escribir comiendo croquetas.

El 49% de las consumidoras (y un 37% de los consumidores) están pensando en cambiar de marca por una con menos impacto en el medio ambiente.

Eso significa que los valores de tu empresa son importantes para los consumidores, sobre todo para la generación Milennial y Z. Pero ten en cuenta que estas mismas generaciones influencian en gran medida a otras generaciones, como la de sus progenitores.

 

¿Los valores positivos de empresa venden?

Sí, rotundamente si. Como ya has visto en la introducción pueden hacer que la balanza se incline hacia una empresa u otra.

Actualmente la sostenibilidad está a la orden del día, y eso no significa que los pequeños emprendedores o las medianas empresas no debamos fijarnos en ellas. Al contrario, podemos aprovecharnos mucho más de ello que las grandes compañias.

Si tu marca tiene valores conscientes debes venderlo, porque es algo diferencial.

“Si tu marca tiene valores éticos y conscientes, debes venderlo, es algo diferencial”

miriam a.

ESCÁNDALOS DE EMPRESAS Y «SUS VALORES»

–  EL ESCÁNDALO VOLKSWAGEN: súper sonado allá por 2015, basicamente Vokswagen falseo los datos de emisiones de casi medio millón de vehículos. Llegaban a emitir hasta 40 veces más de emisiones de lo permitido. No solo le afectaron las multas correspondientes sino que después de esto sus acciones se desplomaron hasta un 18.5%. Una barbaridad para cualquier empresa, Volkswagen tuvo que meter 6.500 millones de euros en sus cuentas para atajar la crisis. Tened en cuenta que es algo que afecta a su imagen hasta a día de hoy. Puedes leer más por aquí.

– LOS PRODUCTOS «SALUDABLES» DE NESTLÉ: Tras una campaña de más de ocho años por parte de Greenpeace hacia la deforestación causada por Nestlé, Nestlé ha tenido que dar medio brazo a torcer. En abril del 2019 comunicaba en su web que más del 77% de sus materias primas eran libres de deforestación. En el camino Nestlé ha perdido su reputación. Ahora mismo es bien sabido por la mayoría de los consumidores que Nestlé usa aceite de palma en muchos de sus productos (hasta en los infantiles), algo que hoy en día no se ve como saludable. Y los valores de la empresa quedan en entredicho con las campañas (bastante agresivas) lanzadas por Greenpeace. Lee un artículo del 2010 sobre el tema por aquí.

– GREENPEACE ARGENTINA Y SU POCA MORAL: Nadie se libra de la verdad, como bien dicen la mentira tiene las patas muy cortas, y tarde o temprano todo se sabe. Incluso de Greenpeace. Ser una empresa consciente no solo es ser respetuosa con el medio ámbiente. En 2018 más de 40 exempleados denunciaron a la directiva por acoso con frases como «vestida así pareces una muñequita sexy hot» o «Ahora estás linda pero no te dejes estar, que sos joven pero después si subís de peso no bajás». Algo que afecto gravemente a su reputación en Argentina, e incluso global. Lee más sobre el tema por aquí

Greenwashing, o cómo mentir a los consumidores

Solo el 4,5% de los productos que nos venden como “verdes” / «ecológicos» realmente lo son y responden con fidelidad a las características que los definen en sus etiquetas o en la publicidad. Podemos decir casi lo mismo de las empresas.

Esto es un gran problema, no solo porque están engañando a todos los consumidores sino porque se rompe esa relación de confianza entre cliente-consumidor. Y es una relación que actualmente con las redes sociales es más importante que nunca.

 

“Greenwashing = Satanás»

ESTUDIO DE SINS OF GREENWASHING

GRÁFICO TRADUCIDO DE TRUE GOODS

Valores de una empresa moderna

Los tiempos cambian y las empresas deben adaptarse a ellos. Hace 20 años importaba más bien poco el medio ámbiente, no era algo que estuviera de moda, igual que la comida saludable, o los productos de próximidad.

Por eso es importante que tu marca se actualice junto a los tiempos que corren. Pero eso si, siempre y cuando cumplas con los valores que prometes.

¿Qué nos preocupa ahora mismo y tenemos que tener en cuenta a la hora de redactar nuestros valores de empresa?

Body positive o aceptación del cuerpo, preocupación ante cualquier tipo de acoso, feminismo,  el uso de insecticidas, las etiquetas de los alimentos y su transparencia, la próximidad de las materias primas, el testeo en animales, las condiciones de los animales en las «granjas», el veganismo, los desahucios…

En general estamos en una época en la que nos preocupa el bienestar general, aunque después ni nosotros mismos lo cumplamos muchas veces. Pero, eso no significa que no queramos que lo cumplan las empresas, es más, si lo cumple alguna marca personal nos hace sentir mejor con nosotros mismos por no cumplirlo. 

«Tu marca debe tener identidad propia, no puedes obligarle a que sea tú, ni imponerle tus valores. No querrás ser un padre sobreprotector.»

qué valores tiene que tener tu negocio

 Tu marca no puede ni debe tener tus mismos valores. ¿Crees que no hay gerentes de supermercados, o de alguna empresa de alimentación veganos que usen huevos o leche en los productos que venden? Y es un ejemplo muy light. 

Tu empresa tiene identidad propia, imagínatela como a tu hijo o hija. No puedes obligarle a que tenga tus mismos valores, no quieres ser un padre sobreprotector, uno de esos que no dejan a sus hijos ni con agua caliente. A nadie le gusta eso. 

Debes dejar que tu empresa crezca sana y feliz. Con sus valores. Parecidos a los tuyos seguramente, ya que te tiene como referente. Pero la máxima prioridad de tu empresa es ganar dinero, y ser rentable. 

¿O acaso tu empresa puede seguir en activo si no ganas dinero? Está genial lo que dicen muchos gurús de «no conseguirás ganar dinero o ser exitoso hasta que no pienses en cómo cambiar el mundo». Suena idílico, pero no es cierto. 

Eso no significa que tu marca sea maligna. Queremos a un buen hijo, pero la existencia de tu hijo, de tu empresa, de tu negocio, está ligada a los beneficios. Por lo que la prioridad de tu marca es ganar dinero, y después sería genial que fuera una marca ética. Primero por ti, te sentirás mejor si tu marca ayuda a los demás, eso es genial. Y segundo porque ahora mismo triunfar siendo poco ético no lo veo sostenible a largo plazo, es factible, pero para mi no es sostenible. 

via GIPHY

Si no dejáis independencia a vuestro hijo os saldrá así, quien avisa no es traidor

Cómo explicar los valores de una empresa

Según cómo digamos o escribamos las cosas transmitiremos una sensación u otra.  Con algo tan delicado como tus valores de marca, ya hemos visto más arriba lo que puede pasar, debemos ir con pies de plomo. Os voy a poner un ejemplo de lo que NO hay que hacer:

«Cuando compras mis productos contribuyes a un mundo mejor, me he comprometido a donar un 10% de mis ganancias a x asociación» ERROR.

Se nota que quieres usar tus valores para vender, y a nadie le gusta eso. Si, como verás en mi entrada quiero que uses tus valores para vender, pero no de una forma tan directa. Me parece feo que se usen ciertos temas para vender tan directamente, y mi misma opinión la tienen muchos consumidores. Queremos una empresa consciente, no aprovechada. 

 

La opción CORRECTA sería decir:

«En x (la marca) no solo nos preocupamos por ti, sino también por el mundo en el que vivimos. ¿Quieres saber a que causas contribuimos y por qué? (y explicarlas a continuación»

¿Qué te transmita cada opción? La primera a mi me transmite que me quieres vender lo sostenible que eres para que te compre. La segunda en cambio me transmite que eres una marca sostenible. Siempre habrá personas que piensen que te estás aprovechando de tus valores para vender, y no les guste. Pero, a mi parecer merece la pena, y se puede hacer de formas muy naturales. Siempre y cuando seas sincero, y realices esas práticas que dices, no habrá problema. 

Comparte tu filosofía en las redes sociales

Una forma muy buena de obtener clientes para tu marca que sean afines a tus valores es usar las redes sociales. Por ellas puedes compartir tus valores y encontrar a clientes en potencia.

Una de las mejores formas es aprovechar los días referentes para ello. El día internacional del medio ámbiente, el de las mujeres, el del bullying, sea lo que sea que quieras reivindicar seguro que tiene un día. ¡Hay hasta día del helado del chocolate!

Si aprovechas ese día para comunicar tus valores, y tu visión, sonará cero comercial. Además, tienes más posibilidades de viralizar ese contenido. Te recomiendo esforzarte en ese contenido, y ya sabes, siempre contando la verdad, tus preocupaciones, y cómo ayudas a que se solventen.

Otro ejemplo de cómo comunicar tus valores:

«Hoy es el día del medio ámbiente, en x (marca) nos preocupa mucho este tema. Por ese motivo, y porque queremos dejar un planeta bonito en el que vivir, todos los materiales que usamos son de próximidad (da igual que seas un servicio o un producto, siempre usarás materiales, y esos materiales tendrán algún beneficio para el medio ámbiente, o sino cámbialos jajajaja)»

También puedes comentar a quién compras los materiales, o de la calidad que son. Si estás de acuerdo con alguna causa. Si personal o profesionalmente donas a alguna ONG que tenga que ver con el tema. Con esto último hay que tener cuidado. Creo que es más dificil mencionarlo sin que suene mal.

Mi consejo es que vendas más tus decisiones particulares, y tu forma de ayudar sin donar dinero, o sin mencionarlo. Di que ayudas, pero no que donas dinero. Cuanto menos menciones la palabra dinero o ganancias junto a valores, mejor. 

Con la generación Millennial o la Z viene la preocupación por múltiples aspectos sociales, y la búsqueda de cualquier fallo ajeno. Cuando comunicamos nuestros valores tenemos que tener en cuenta que los tiempos han cambiado. Debemos ser fieles a ellos, y así conseguiremos conectar con nuestros consumidores

¿Qué te parece este post?

Tu opinión es muy importante para nosotros. Cuenta la leyenda que si le das cinco estrellitas viene un señor, te dice tus valores, cómo transmitirlos, y hasta te da una palmadita en la espalda. Aunque así dicho suena un poco turbio. 

¿Lo comprobamos?

Parece que te ha gustado este post...

¿Quieres compartirlo?

Los comentarios:

>